El proceso de concepción


El ovario expulsa un óvulo maduro a mediados de tu ciclo menstrual entre las dos reglas a eso le llamamos ovulación.

Después de la ovulación, el ovario productor del óvulo comienza a producir progesterona. Esta hormona se encarga de preparar el útero para el óvulo fecundado, y es muy importante la presencia de esta hormona para poder mantener el embarazo y llevarlo hasta el final.

Un óvulo maduro puede vivir por aproximadamente un día y si tienes relaciones sexuales durante este proceso probablemente el óvulo podría fecundarse

Durante el coito el hombre suelta millones de espermatozoides dentro de la vagina de la mujer, pero solo unos cuantos de ellos llegan al cuello uterino. De los poquitos que llegaron, o quizás solo uno comienzan un viaje de 6 a 9 pulgadas para poder llegar hasta las trompas de falopio. Cuando por fin llega el espermatozoide que ha logrado el éxito, este pierde su cola y penetra al óvulo.

Dentro del óvulo fecundado el núcleo del espermatozoide se une al núcleo del óvulo. Este es el momento de la concepción en este instante se determina, el sexo de tu bebé, el color del cabello, el color de los ojos, el color de la piel, el tipo de cabello que tendrá en fin aquí se determinaran todas las cualidades que su bebé heredara.

El óvulo fecundado comenzará a dividirse lentamente y después con más rapidez, primero se dividirá en 2 células, después en 4, luego en 8, 16 y así sucesivamente. Cuando hayan pasado unos 265 días tu recién nacido tendrá más de mil millones de todo tipo de células.

Ocho días después de la concepción, o tres semanas después de tu última regla, la bola de células se anida en el endometrio que tu cuerpo ha creado para recibirlo, a este evento le llamamos implantación.

Una semana después de la implantación las progesteronas en tu sangre están bastante elevadas, en comparación con el mes pasado. Esta es la explicación el porque tu útero no recibe la señal que le indica que debe llegar tu período. Felicidades estás embarazada.

¿Qué pasa después?

La bola de células que sigue dividiéndose, ahora es un embrión, todavía no se parece en nada a lo que será más adelante, pero cada una de sus células han comenzado a desempeñar sus funciones que son muy importantes.

La sangre del bebé nunca se mezclará con la suya durante todo el procedimiento del embarazo. En cambio hay una membrana que aunque separa ambos sistemas de circulación, permite que pasen sustancias en la sangre como nutrientes y productos de desecho.

El cordón umbilical también se esta formando, un extremo se une al ombligo del bebé y el otro a la superficie de la placenta. Esta será la conexión vital entre tu bebé y tú.

Tu bebé esta creciendo dentro de un saco que esta formado por una fina membrana. Este saco se llena de líquido amniótico para que el bebé pueda flotar casi sin peso, mientras amortigua los golpes y lo protege. Cuando tengas 3 meses de embarazo, todos los órganos internos de tu bebé estarán presente aunque aún  pequeñitos e inmaduros.

la décima semana después de tu regla es clave en el desarrollo porque es su última semana como embrión; la siguiente semana se convertirá oficialmente en un feto, esto quiere decir que todo lo que tu bebé necesita para vivir ya esta formado, aunque no podría sobrevivir fuera del útero de su madre.

Ahora debes empezar a cuidarte y no consumir alcohol, no fumar y no tomar ningún tipo de remedio casero sin antes consultarlo con tu ginecólogo-obstetra.

También evita comer Sushi y marisco crudo, tiburón, pez espada, cafeína en mucha cantidades (no más de 1 taza por día) queso o leche sin pasteurizar y aderezo de ensaladas que contengan huevos crudos.

POST REPLY