Los bebés deben dormir en el mismo cuarto que los padres

La Academia Americana de Pediatría (AAP) recomienda poner a dormir a los bebés en cunas ubicadas en la misma habitación que sus padres, al menos por los 6 primeros meses de vida, para reducir los riesgos de muerte súbita. Otra de las recomendaciones de los expertos es no usar monitores ni dispositivos.

En un comunicado difundido este lunes, la organización de pediatras más importantes de Estados Unidos recordó que los bebés no deben dormir en la misma cama que sus padres, ni en un sofá, o en una superficie blanda, sino que en una cuna o moisés, que debe estar en la misma habitación de los padres.

De esta forma, los expertos quieren ayudar a los padres y a las familias a reducir los riesgos de muerte súbita infantil, sin invertir en dispositivos o aparatos que se venden en el mercado con el mensaje de que sirven para disminuir los riesgos de SIDS.

También te puede interesar: Muerte súbita del bebé (SIDS)

En las recomendaciones que hace la Academia Americana de Pediatría, sugiere a los padres que dejen a sus bebés dormir en el mismo cuarto que ellos durante 6 meses, pero lo ideal sería hasta el año de vida.

Advierten que muchos padres siguen poniendo a sus pequeños en riesgo a la hora de dormir

Durante una investigación, la mayoría de los padres, aunque sabían que lo estaban grabando, colocaban a sus bebés a dormir boca abajo (sobre su pancita) o en superficies blandas, formas consideradas de riesgo, ya que pueden causar la muerte de los bebés menores de un año de edad.

El reporte ya ha sido publicado en la revista pediatrics en la edición del mes de noviembre, pero se encuentra online desde este lunes.

Reducir los riesgos de muerte súbita, también conocida como (muerte de cuna)

Cada año, más de 3,500 bebés mueren en Estados Unidos mientras duermen, la mayoría de ellos por muerte súbita, pero también por asfixia accidental, por enfermedades o estrangulamiento.

Según la Academia Americana de Pediatría, una de cada 5 muertes causada por el síndrome de muerte súbita del lactante, se produce cuando el pequeño se encuentra al cuidado de una persona distinta de sus padres. La muerte súbita puede pasarle a cualquier bebé entre la edad de 1 mes a 12 meses, pero es más común en bebés de entre 1 mes y 4 meses de edad.

Muchas de estas muertes curren cuando se pone a dormir a un bebé boca abajo, el cual ya estaba acostumbrado a dormir boca arriba. Estos bebés acostumbrados a dormir boca arriba tienen 18 veces más probabilidades de morir por muerte súbita, si se les hace dormir boca abajo.

Para reducir los riesgos de muerte súbita la Academia Americana de Pediatría recomienda:

  • No fumar, ni permitir que otras personas lo hagan cerca del área donde duerme su bebé.
  • Poner al bebé en un colchón firme que tenga una sábana ajustada a la medida, y que la cuna cumpla con los estándares de seguridad.
  • No poner al bebé a dormir en camas de adultos, sillones, sillas, camas de agua, almohadas ni almohadones.
  • A la hora de llevar al bebé a la cuna, debe sacar de ella, los juguetes, peluches, almohadas, frazadas. Su bebé no debe estar rodeado de nada.
  • No debe usar sábanas o frazadas, porque pueden cubrir la cara del bebé y afectar su respiración. Mejor use ropa para dormir y sacos para dormir especial para bebés.
  • Su bebé debe dormir en su habitación hasta que cumpla por lo menos su primer año de vida. Pero recuerde que debe dormir en su cuna.

POST REPLY