6 cosas que usted debería saber antes de comenzar amamantar


La lactancia materna ha sido un viaje interesante para mi. Hay muchas, muchas cosas importantes que a mi me hubiera gustado descubrir antes de vivir la experiencia.

Cuando estaba embarazada tenía muchas dudas, me preguntaba si iba a tener suficiente leche para mi bebé, cómo enfrentarme a una mastitis, cómo solucionar los pechos agrietados, si podría aguantar el dolor al amamantar a mi bebé… ¿Y saben que fue lo más chistoso de todas esas dudas? que todas esas cosas me sucedieron a mi! pero a pesar de eso. continué con la lactancia de mi hijo y le di casi dos años de leche materna.

Con mi segundo hijo, estaba muy motivada a darle pecho y así lo hice, y ya vamos por un año y 4 meses de lactancia materna y todo  muy bien hasta ahora y espero que sigamos así.

Ahora, lo que trato de decirte con mi pequeña historia es: que si deseas amamantar, tu puedes. Con esto no quiero decir que tienes que amamantar por el mismo tiempo que yo lo hice ni de forma exclusiva como también yo lo hice.

Cuando estamos embarazadas, o estamos con el recién nacido en casa nos llenamos de temores y mil preguntas llegan a la cabeza. Pero el éxito que tengas en la lactancia, se lo vas a deber a la confianza que deposites en ti misma.

No sé si recuerdan estás fotos que la compartí con ustedes hace un tiempo en Facebook (12 onzas de leche, 9 onzas extraídas de un seno y 3 onzas extraídas del otro seno, porque reciente había pegado a mi bebé, para un total de 12 onzas).

15401459_1198930913507958_484131878_n15320222_1198930930174623_1919392465_n

1- No te desesperes ni entres en pánico si sientes que tus pechos están vacíos

No podría decirte todas las veces que yo entre en pánico pensando que mis pechos estaban vacíos y no tenía suficiente leche. Pero si tu bebé moja un mínimo de 6 pañales al día y está ganando peso, usted lo está haciendo muy bien. Nuestros pechos se ajustan según la succión del bebé y producirán la leche que su pequeño necesita.

2- La cantidad de leche que usted se saca con el extractor, no es la medida exacta que necesita su bebé o es muy poquita

He recibido muchísimos mensajes de madres diciéndome que la leche que se sacan es muy poca y que le darán biberón a su bebé porqué no producen lo suficiente y yo les digo ¿Qué? Usted nunca debe comparar la succión de su bebé con la de un extractor de leche. Le diré nuevamente que: “Un extractor de leche nunca saca toda la leche que sus senos tienen en realidad, su bebé si! Quiero decirte con esto; que si tu bebé saca 5 onzas de leche de un seno, un extractor quizás saque 2 o 3 onzas. Así que olvídate de medir la leche con el extractor.

También te puede interesar: Preguntas frecuentes sobre la lactancia materna

3- No eres una mala madre si no puedes amamantar

Cuando por alguna razón no podemos amamantar (o seguir amamantando) sentimos que somos malas madres, nos sentimos culpables por no poder seguir amamantando al bebé. Pero quiero decirte que no! No eres una mala madre, y no debes sentirte culpable.

4- No se sienta fracasada si su bebé tiene dificultad para mamar

La mayoría de las mujeres hemos llorado cuando pegamos al bebé al pecho por dolor, nos hemos sentido frustradas porque el bebé llora y llora y no quiere agarrar el pecho, y a pesar de que a veces buscamos ayuda para mejorar la lactancia, nos toma tiempo aprender lo básico. Quiero decirte, que al principio es difícil, estamos en plena recuperación del postparto, estamos en medio de la recuperación de una episiotomía o una cesárea (que no es nada fácil) y nuestro cuerpo está batallando con todos los cambios hormonales nuevamente, pero aquí lo más importante es que tu creas en ti, y cada día suba tu autoestima y pienses que lo harás mejor.

5- Aún estás lactando aunque tu bebé tome tu leche en el biberón.

Que más quisiéramos las madres, que poder quedarnos en casa los dos primeros años y poder cumplir lo que la O.M.S (Organización Mundial de Salud) recomienda. Pero sabemos que para la mayoría de madres esto no es posible, y tenemos que dejar a nuestros bebés, a los 3 meses, 6 meses etc. al cuidado de otras personas para poder ir a trabajar o estudiar. Aunque no estés con el bebé, él se puede seguir beneficiando con tu leche; si sabes que en poco tiempo vas a dejar al bebé, comienza con tiempo a preparar tu banco de leche.

6- Dónde quieras que estés ahora, quiero que sepas que no estás sola.

Quiero decir con esto, que no eres la única que está o ha pasado por esto! Y no hay nada mejor que escuchar las voces de las experiencias (nosotras mismas) entre las diferentes experiencias que compartimos algunas mamitas con otras aprendemos muchísimo, e incluso nos desahogamos de todo lo que sentimos. Pregúntale a otras mamitas, has preguntas en Facebook, deja un comentario y verás todas las respuestas que recibirás.

La pregunta del millón! ¿Cómo hago para producir tanta leche?

Pues nada en especial, y nada que ustedes no puedan hacer también. La clave es amamantar a demanda (cada vez que su bebé quiera), sin reglas, sin horarios. Olvídese del reloj, ese no es amigo de una lactancia exitosa. Si el bebé le pide cada 25 minutos, pues dale, si te pide cada hora, pues dale! Y tomar mucho líquido para mantenerte hidratada (especialmente agua).

 

16 Comments

POST REPLY