¿Cómo elegir el extractor de leche adecuado?


El extractor de leche que usted necesite dependerá del tiempo que va a durar separada de su bebé. Si estás planificando almacenar leche para la vuelta al trabajo, para poder continuar con los estudios, para salir de casa a resolver cualquier problema o simplemente para descansar un rato, usar un extractor de leche materna te permitirá seguir ofreciéndole a tu bebé todos los beneficios de tu leche.

Tipos de extractores

En el mercado existen muchísimos modelos y estilos de sacaleches, pero por lo general se dividen en dos categorías:

  • Eléctricos o de pilas.
  • Manuales.

Si vas a durar mucho tiempo lejos del bebé y te sacas leche más de una vez al día, elige un extractor eléctrico.

Los extractores eléctricos son de muy buena ayuda para las mamás que regresan a trabajar por tiempo completo, o que pasan mucho tiempo lejos del pequeño y no pueden amamantarlos frecuentemente.

Los extractores eléctricos funcionan de forma automática al encenderlos, tienen varios ciclos y niveles para ajustar la succión y evitar las molestias en los pezones. Casi todos los sacaleches eléctricos son dobles, es decir, vacían al mismo tiempo los dos senos.

Muchos de los extractores vienen con su propia bolsa y a menudo incluyen accesorios como biberones, pomada para los pezones, y bolsitas para almacenar la leche.

Muchos sacaleches incluyen una batería recargable, que es muy práctica para cuando tienes que sacarte la leche fuera de casa o en un lugar donde no tenga toma de corriente eléctrica.

Si no vas a durar mucho tiempo lejos del bebé o te vas a extraer la leche una sola vez al día: elige un sacaleches manual

Siempre es bueno tener un sacaleches manual en casa (aunque pienses que no lo vas a usar). A veces las madres quieren dejar al bebé un rato con la niñera o con algún familiar y no quieren alimentarlo con fórmula.

Estas bombas son mucho más económicas que las eléctricas. Los sacaleches manuales exigen que bombees un pistón o aprietes una manija o palanca para crear la succión necesaria. Estos modelos vacían un seno a la vez y puede requerir dos manos, aunque por lo generar están diseñados para usarse con una sola mano.

El problema de los extractores manuales es que tardan más en extraer la leche y requiere más esfuerzo. A algunas mujeres, los sacaleches manuales le parecen insoportables y muy lentas, a algunas le da mucho trabajo sacarse la leche y otras dicen que no logran sacar casi nada.

Advertencia: no compres los modelos que parecen cornetas de bicicleta: las bolitas de hule pueden guardar bacterias perjudiciales y son muy difíciles de limpiar correctamente.

Consejos útiles

  • Limpie todas las piezas antes del primer uso.
  • Después de cada uso limpie todas las piezas que entran en contacto con el seno y la leche materna.
  • Elija copas del tamaño adecuado, muchas veces las que vienen con el extractor no son la del tamaño ideal para ti.

Si vives en Estados Unidos, es posible que tu seguro médico cubra la compra del extractor y los accesorios necesarios. En otros países, infórmate con tu médico, en el hospital o hablando con una asesora de lactancia sobre las posibilidades de comprar un extractor.

POST REPLY